Seguidores

jueves, 23 de abril de 2009

Fragmento de mi aburrida adolescencia

Realmente, esto es algo que debería haber escrito hace tiempo pero, el poco deseo que tenia de que alguien mas leyera sobre las cosas que pienso, me había impedido hacerlo hasta ahora. Lo hago en este momento porque, simplemente no encontré otra cosa mejor que hacer y porque a estas alturas me da totalmente lo mismo lo que piensen de mí...



Bueno… Hace un par de días estuve conversando con dos amigas, Victoria y Vilma (Las quiero tanto), acerca de cuestiones que aún parece inquietarlas: sobre las definiciones y anécdotas de un tema y etapa (Adolescencia) que yo creía superado, Pero las vi (y me vi también) tan entusiasmadas exponiendo sus puntos de vista que no tuvimos mas remedio que improvisar un debate en pleno video pub a fin de aclarar-me y aclarar-les, sobre nuestros temores de aquella etapa. Recordar toda mi adolescencia (que acaba de pasar hace muy poco tiempo por cierto y que en plena juventud y con 20 años de edad todavía me persiguen o dejo que me persigan personas, circunstancias y situaciones de aquellos días).



En esa etapa me la pasaba pensando que nada era justo y que por más que pasaran mil años yo no iba a dejar mis ideales a pesar que muchos adultos en ese momento me decían que aquellos pensamientos eran parte de la edad y que la vida se iba a encargar de curtirme y si, con el tiempo termine pensando de otra manera (tenían razón los malditos). Ahora pienso que, sólo se vive una vez, y nada me interesa tanto como hacer de esta vida (tal como están las cosas) un acto de rebeldía inteligente (suena mas maduro, ¿No?), pero a veces ese “acto de rebeldía inteligente” no consiste en otra cosa que en sobrevivir cuando la muerte y la angustia salen al camino en la primera oportunidad que tenemos (o que tengo) frente a nosotros.


Muy frecuentemente tendremos que aceptar que no podemos transformar el mundo, eso me toco entenderlo de muy mala manera, aunque, como ya lo dije, que cuando somos adolescentes tengamos la sensación de ser invencibles y que somos capaces de tragarnos el mundo con nuestras ideas de “lucidez”, al final terminamos si, curtidos (Otra vez les doy la razón).



Pienso que a pesar de todo nunca renunciaremos a esas ganas de querer cambiar la vida porque dentro de nosotros sabemos que siempre se puede hacer “algo”, que la “revolución” sin “evolución” es una trampa demasiado simple que nos ponen muchas veces nuestras propias circunstancias a nosotros los jóvenes como para volver a caer en lo mismo.



Recuerdo también que en mi adolescencia mis compañeras y yo contábamos con abundantes fuentes en las que beber; pero nos gustaba más el vino (jajá). De hecho, estábamos permanentemente embriagadas (de entusiasmo). No íbamos a permitir que nos aguaran la fiesta (Eso es lo que pensaba en ese entonces). Mejor dicho, las fiestas... Había que celebrar tanto en aquella etapa y lo celebrábamos según nosotras a lo grande.



En fin recordamos muchas cosas que no creo le interesen a nadie (Son un poco aburridas). Solo quiero vivir mi vida (Como dice la canción) a corazón abierto y espero que todos los jóvenes tengan por lo menos la intención de querer vivirla igual.

4 comentarios:

vilma dijo...

hay amigita esta bien lindo tu blogs tkm y tu lo sabes jaja oye y k kosa aburrida pasates con nosotras si todas fue emocionate jajaj y pensar k ese tiempo ya paso pero las cosas no cambian pasara los años pero no tu manera de ser y ni de nadies jaja besos

mOna A mAno dijo...

hola! gracias por tu comentario :)

Mona A Mano vende a través del blog y en las tiendas de León y Madrid que ves en la sección "Tiendas para ir Mona A Mano".

Gracias!

Anónimo dijo...

Escribe: caballero de la noche
Hola,Hadna, verdaderamente tu Blog està buenazo.Transmite mucha sinceridad, vitalidad, y hierve en las ideas (al parecer,tanto como en la piel).Desde mi proximidad a la posicion de machista militante -a mucha honra- debo decirte que luces bastante provocativa y sexy cuando disparas cada frase.Desde mi laboratorio de consejerìa fàlica acerca de la calidad de arrebato que puedas producir como hembra, realmente te ubico en un nivel meritoriamente elevado.Y a tus -segun dices- tempranos años -pues quien te escribe ya està curtido por varios avatares de la vida- tu producción està muy fértil. Sobre tu comentario acerca del paso por la adolescencia te dirè que, la vida se muestra cìclica: cuando llegas a la bien marcada adultez se produce un retorno a los ideales de rebeldìa, de cambio. Pero un retorno con nueva vitalidad, màs esperanzador como realista. Pues al que no le ocurre eso simplemente ya no vive. Vivimos porque tenemos algun ideal que nos impulsa. Sigue adelante, y aunque no me propongo ceder ante la tentacion de decirte algo obscenamente macho, solo espero que sigas escribiendo asì, mostrando las hermosas contradicciones, idas y venidas femeninas, que a los hombres nos vuelven locos, y nos hacen estallar con furia hormonalmente.

hadnaloy dijo...

Muchas Gracias por tus comentarios y por no soltar todo ese orgullo de "macho" que tienes...