Seguidores

jueves, 23 de julio de 2009

Feliz Cumpleaños... "PROHIBIDO LEER"


"El que no me salude morirá en la hoguera eterna"... Con esta amenaza termino su post mi queridisimo "PROHIBIDO LEER", anunciando que mañana (osea hoy) es su cumple. Grande Carlo...


Tengo que admitir que te admiro mucho, te admiro porque dentro de toda esa rebeldía de pituquito ventiañero, eres un pata libre, te siento libre; esa libertad que tú sabes que me moriría por tener yo.

En realidad tengo que agradecerte muchas cosas; GRACIAS...


Ha! me olvidaba, voy ha aprovechar para decirle a Micaela (aunque no la conozca) que es la tipa mas estúpida por no quererte... (sé que cuando leas este párrafo te vas a cagar de risa... jajá)

Bueno mi querido amigo, que pena que yo no te pueda dar la fiesta de tu sueños, esa que describiste ayer, donde había mucho wishky, licor envenenado, toneladas de wiros rojos, marimba importada de todas partes del mundo, marimba africana, marimba europea y la mejor marimba peruana, la rica coca y una orgía perpetua (Pides mucho Carló...).

Ya sabes que lo único que te puedo invitar es una rica chanfainita; allí en mis tías de la parada (aunque después de eso nos el cólera... jajá).


Espero que pases un feliz cumpleaños loco de "M"; y no me cansare de decirte que eres una gran persona, aunque tu digas lo contrario. Te quiero mucho (mas que a mi vagina... jajá).
Y porque sé, lo que te encanta esta frase; la pondre...

¡¡¡ VAGINAS UNIDAS !!!

jueves, 16 de julio de 2009

NIÑEZ...!!! ¿Por qué te fuiste?

Creo que últimamente he tenido medio abandonado mi blog... Sorry chicos!!! (Bien huachafa yo, como siempre "sorry", jajá)

No saben lo deprimida que he estado esta semana, creo que me paso lo peor que le puede pasar a una mujer. Cumplir 21 años… (No mentira, ese no era el motivo, aunque igual me duela haber cumplido esa edad… que vieja estoy)

Pero creo que ya me siento mucho mejor. Y antes tengo que dedicar unas líneas a una personita muy especial…

“Mil gracias José”, por abrazarme y permitirme llorar en tus brazos, eres un tipazo. Te QUIERO MUCHO. Espero algún día darte ese hijo que tanto quieres...

Creo que necesito un descanso en mi apretada vida de adulto, por eso recordé algunas cosas de mi niñez gracias a un mensaje que me llego de mi flaquito lindo (ya está casi muerto el pobre, me gano de flaco jajá) y de seguro les ha pasado a casi todos ustedes cuando han sido niños…

Me acuerdo de aquel tiempo, cuando todo era felicidad. Cuando un helado, una taza de café o té en reemplazo de la asquerosa leche fresca nos hacían felices…

Cuando las decisiones importantes se tomaban con un práctico De tin marin... de do pingüe...

Cuando se podían evitar los problemas con un simple... "Contra!..Contra!.."

Cuando los errores se arreglaban diciendo simplemente... 'No vale, de nuevo... de nuevo...'

Cuando el significado de millonario, sólo era poder comprarte un chupete a la salida del cole...

Cuando podías detener el tiempo cada vez que estabas en problemas con un simple "Chepí Bola o Chepí Bolón"

Cuando el CHAVO DEL 8, podía mantenernos felizmente ocupados durante toda una tarde...

Cuando podías convertirte en el salvador de todos tus amigos con un simple grito: "Ampay me salvo con todos mis compañeros!"

Cuando tus impulsos y las cosas más atrevidas que podías hacer eran controlados por un simple ¿A que no te atreves?


Cuando la frase "El último que se queda se come la caca de kinkon"... Era lo único que necesitábamos para correr como locos hasta que el corazón se nos saliera del pecho.

Cuando en la niñez la palabra "GUERRA" sólo era arrojarse tizas y bolas de papel durante las horas libres en clase...

Cuando la palabra "Independencia" solo significaba quitarle las ruedas pequeñas a la bici, y eso nos hacía sentir todos unos "Adultos"

Cuando el negocio del siglo era conseguir cambiar las figuritas repetidas por la que tú buscabas hace tanto tiempo...

Cuando ponerte una capa te hacía soñar y subirte en cualquier escalón y desear con todas tus fuerzas poder volar como el Huevon de Superman...

Esta semana que estaba muy deprimida no pude evitar pensar en lo simple que era mi vida cuando era niña, cuando solo necesitaba una muñeca y un par de amigos para jugar durante todo el día... Que no necesitaba dinero, éxito, logros ni reconocimientos para ser feliz.
Cuando mi problema mas grande era convencer a mi mamá para que me dejara quedar con todos los perritos que recogía de la calle y mis únicas preocupaciones eran divertirme, bailar igualito a Britney Spears y hacerle broma a todos mis amiguitos... con esas cosas tan simples era feliz…

domingo, 5 de julio de 2009

DIARIO DE UNA PROSTITUTA


Hola, es algo demasiado prohibido que me acaba de pasar es por eso que no lo puedo publicar, espero que cuando termines de leerlo no te asustes y vallas a pensar lo peor de mí...pienso que solo fueron circunstancias que me toco vivir...en fin...espero te guste y lo puedas publicar. Me mandas tus respuestas al correo no a mi blog...de antemano, muchas gracias...


Si, siempre me pregunte que es lo que una mujer cuando va por la calle le mira a un hombre que pasa por ahí. ¿Qué piensan?, ¿qué les dan ganas de hacer en ese momento? …Mejor les digo lo que yo miro o miré en ese momento que me cruce, si, con ese lindo chico de la corbata azul…




Debo reconocer que es muy apuesto y aunque él no hubiera sido el hombre que yo esperaba en ese momento no hubiera podido evitar mirarlo y desear con toda el alma que él fuera aquel tipo de los mensajes, aquel con el que tendría que “jugar” en la noche loca, aquel tipo que me haría renegar de la injusticia terrestre reposando en mi cuerpo desnudo, pero no, aquel hombre, mi hombre (aunque solo haya sido por una noche), no me hizo vivir ese momento como un reproche, a pesar que en uno de sus mensajes fríos de la tarde me dijo “además, creo que vas a disfrutar tu también,…ja, ja, eso espero”. Me cayó tan mal aquella frase en ese entonces, sin pensar que el se hallaba como un Nostradamus profetizando mis sentimientos y mis deseos, que dos días después terminarían por gustarme (tenía razón, “brujo”).




Aquella maldita o bendita noche, chocó o tal vez yo choqué con él…sabiendo que instantes más tarde él terminaría explorando mi cuerpo desnudo en su cama de sabanas con olor a hombre soltero…Una vez allí dentro, estaba quieta, era tan sereno el ambiente, con música suave y yo estaba fumándome uno de los acostumbrados cigarrillos para calmar mis nervios, intentaba hablar cuando él, muy sutilmente dijo: “no quiero que me cuentes tus penas te vas a poner triste”, en ese momento pensé que aquella noche tenía que hacer todo para buscar su alegría (Total él me estaba pagando, no tenia ninguna obligación de escuchar mis tonterías).


La invitación estaba hecha, fue muy sincera y noble “Vamos ya…”. Recuerdo que ya, acostados sobre la cama me dijo, “Me besas como si me quisieras”, por unos instantes sentí que era el hombre de mi vida. A mí nunca me había pasado algo así, nunca había sentido tanto en tan poco tiempo (Es mas casi todas las personas que me conocen dicen que soy una maldita insensible). En ese momento se me olvidó todo, solo estábamos él y yo, no me importaba nada más. No era consciente. Lo único que quería era que no acabara ese momento. Nuestro “amor” (Porque eso fue lo que hicimos “El amor”) fue tan fugaz. Fue tan rápido todo. Y aquella noche se fue para siempre con él...



Salimos de aquel lugar (Donde minutos antes había vivido o imaginado uno de los mejores momentos) y con los pasos pausados de dos adolescentes que están en plena etapa de enamoramiento, nos pusimos a caminar, sin rumbo (Bueno…en ese entonces el rumbo era ir a tomar un taxi)...



Ahora seremos como dos extraños, dos extraños más que caminaran por las mismas calles. Él haciendo su vida y yo la mía (Como era lo que tenía que pasar).



Hoy como siempre estoy llena de sombras, de deseos, de noches, de esa noche y tal vez de alguna maldición. Ahora Soy "esa mujer", "esa", a la que no podrá amar jamás, ahora tengo miedo de ser un cuerpo vacío que alguien mas, o el mismo o cualquier otro, pueda comprar, pueda poseer, ahora me quedo en la duda… Sin poder saber si él hubiera podido tener un segundo, solo un segundo de vuelo conmigo, para enseñarle, a ver mi alma (Antes que mi cuerpo) desnudo…